miércoles, 25 de marzo de 2009

Ayer empecé a ordenar el dormitorio que me ha quedado libre después que mi hija se cambió a vivir mas cerca del centro de Oslo.
En la foto de abajo podrán ver una muralla color turqueza (calipso) que era el color preferido por mi hija. Uds. sabes que la juventud (y nosotras también!) cambian de gustos, especialmente de los colores.... Y BIÉN SEGUIDO.....Bueno ... el asunto es que he heredado esta muralla y no he logrado pintarla de blanco (cáscara de huevo) para dejarla igual al resto de la habitación.
ESTE SERA MI TALLER DE COSTURA!!!!!!!!!
Falta pintar, poner las cortinas, lavar el piso, trasladar todas mis telas y accesorios y una de las cosas más importantes: adquirir una mesa para cortar las telas y trasladar mis máquinas de coser.
Mientras tanto Missy se goza al sol entre el desorden que está expandido por toda la casa. Cuando se ordena una pieza se desordena la otra y el cuento nunca para.
y... aquí se para Chico cada mañana para despedirse de mí antes de irme al trabajo. Sucede a menudo que me devuelvo para despedirme de Él. Y parece que no se mueve ni un centímetro ya que lo encuentro en el mismo lugar, en la misma posición y con la misma expresión en su carita.

2 comentarios:

Sary dijo...

Hola querida María Eugenia!!! Pero que bueno que tendrás un nuevo taller y seguro que te quedará muy hermoso una vez que termines de limpiar y cambiar todo a tu nuevo Taller...se ve muy luminoso...y cómodo....me alegro mucho por esa herencia de tu hija.
Y que decir de Missy es exquisita tomando sol y Chico todo un caballero despidiéndote.
Felicitaciones sonadorables.
Cariños desde la XI Región de Chile.
Sary

tildapatch dijo...

HOLA!
QUÉ BONITA HABITACIÓN PARA SER UN CUARTO DE COSTURA. SE VE ESPACIOSA Y LUMINOSA!
TE VA A QUEDAR FENOMENAL!!!